Pamilacan, la isla secreta de Filipinas

Pamilacan Island

Playas de arena blanca y aguas cristalinas. Palmeras y magnolios. Puestas de sol naranjas sobre el mar. La isla de Pamilacan era todo lo que me imaginaba cuando pensaba en el paraíso tropical en el que quería pasar el invierno.

Antes de seguir:

  • Pamilacan no tiene agua corriente, duchas, lavabos o cisternas.
  • Pamilacan solo tiene electricidad 5h al día, de 17:00h a 22:00h, y los apagones son frecuentes.
  • Pamilacan no tiene wifi, y la cobertura de los operadores móviles locales es prácticamente nula.
  • Pamilacan no tiene silencio. Desde que sale el sol hasta que se pone se oyen los gallos, pescadores, niños jugando, campanas de la iglesia y, habitualmente, karaoke.
  • Pamilacan no tiene una gran oferta de restauración, ni apenas tiendas.

Pamilacan no es para todo el mundo, pero si los cinco puntos de arriba no te han asustado, Pamilacan puede ser para ti.

Pamilacan Island

Ganadería de subsistencia.

Pamilacan es una isla en el Mar de Mindanao situada 12,5 kilómetros al sur de la isla de Bohol, en Filipinas. Mide menos de 2km cuadrados. Según el censo de 2015 tiene una población de 1.400 personas. Unas 420 familias que, en la actualidad, viven principalmente del turismo y la pesca y ganadería de subsistencia. Además de trabajar en los alojamientos de la isla, los locales utilizan sus conocimientos sobre caza de delfines y ballenas, ahora prohibida, para organizar excursiones de observación de cetáceos.

Pamilacan Island

Barcos tradicionales (“bangkas”) utilizados para pesca y excursiones.

En la práctica, Pamilacan es una playa prácticamente desierta, el fondo marino más alucinante que hayas visto nunca y el relax hecho destino: en la isla no hay absolutamente nada que hacer aparte de bucear, pasear y tumbarse al sol. O meditar a la sombra, hacer yoga, subir a los árboles, hacer el pino, salir a correr al amanecer…

Sin duda, la principal atracción de la isla es su jardín de coral: un espacio protegido con una increíble variedad de corales, peces y vegetación. Bucear no es necesario: con un equipo de snorkeling puedes pasar horas y horas flotando sobre el fondo marino, persiguiendo serpientes, saludando a los peces payaso y nadando con tortugas.

vacation-key_pamilacan_coral-garden

Fondo marino del jardín de coral de Pamilacan. Sí, esto se ve sin bombona, solo flotando desde la superficie. La foto es de vacation-key.com

Pamilacan Island

Bebiendo agua de coco después de una sesión de snorkeling a los pies de nuestra cabaña.

Dónde alojarse:

Existen 3 posibles alojamientos, que son prácticamente iguales:

Los 3 consisten en una zona social central donde se encuentra el comedor al aire libre, y sencillas cabañas estilo filipino (“nippa huts“) cuyos precios varían en función de su tamaño y de su cercanía al mar. Nosotros nos quedamos en una de las cabañas pequeñas en primerísima línea de playa, que consistía en un espacio principal para dormir, baño y terraza.

Pamilacan Island

Nuestra pequeña cabaña en primera línea de playa.

La cabaña está construida con bambú, hojas de palmera y madera, que la mantienen fresca. El espacio principal es del tamaño justo para albergar una cama doble, dos mochilas de pie y un estrecho pasillo que lleva al espacio del baño. El baño es una habitación con suelo alicatado, inclinado, y paredes forradas en hule que contiene un WC y unos cubos y garrafas de agua (salada para usar como cisterna, dulce para la ducha). La terraza tiene una pequeña mesa y sillas de plástico y las mejores vistas de nuestro viaje.

Pamilacan Island

Vistas desde nuestra terraza.

Todos los establecimientos ofrecen pensión completa, pero también puedes reservar solo alojamiento y desayuno, e ir alternando entre ellos para comer y cenar. Y todos se pueden reservar a través de Agoda. Nosotros reservamos 3 noches pero, una vez allí, en seguida decidimos quedarnos una semana más. Si una vez allí decides alargar tu estancia es muy fácil que te hagan hueco. Solo se puede pagar en efectivo, pero si no llevas suficiente para pagar los días extra, es habitual que te acompañen al cajero más cercano en tierra firme el día que te vayas.

Pamilacan Island

Nuestros vecinos, y la iglesia de la isla.

Lo que necesitas llevar:

  • Un equipo de snorkeling lo más decente posible. Buena protección solar o ropa de manga larga con la que puedas estar en el agua: ¡pasarás mucho tiempo dentro!
  • Un hobby: haz ejercicio, lee, dibuja, escribe. Cualquier cosa que no necesite electricidad ni estímulos externos.
  • Paciencia, respeto y ganas de hablar inglés con locales y viajeros. Y loción anti-mosquitos.
Pamilacan Island

Paseo por la playa desierta.

Cómo llegar:

Nosotros salimos de Alona Beach, una playa muy turística y bonita a 2 horas en bangka de la isla. Los alojamientos de Pamilacan suelen ofrecer transporte desde Baclayon, que es el pueblo más cercano.

Pamilacan Island

Saliendo en bangka desde Alona.

Para llegar a Pamilacan como primer destino, la ruta sería la siguiente:

  • Llegar en avión a Manila o a Cebu. Nosotros volamos a Cebu directamente desde Barcelona (via Hong-Kong, con Cathay Pacific), pero también se puede volar desde Manila.
  • En Cebu, hay que coger el ferry hacia Tagbilaran. Sale varias veces al día hasta las 5 de la tarde.
  • Una vez en Tagbilaran, lo más óptimo es ir hasta el puerto de Blaclayon, preferiblemente en jeepney (transporte público), aunque también se puede ir en triciclo (moto con sidecar).
  • En el puerto de Baclayon os recogería el barco concertado con el alojamiento, y os dejaría en la isla de Pamilacan en unas 2 horas.
Pamilacan Island

Llegando a Pamilacan en la bangka.

En Pamilacan pasamos los días más relajados que hemos vivido en los últimos años. Durante 10 días vivimos descalzos al ritmo que nos marcaba el sol, buceamos durante horas, entrenamos mucho y bien, y aunque la comida se volvió un poco monótona después de unos días, disfrutamos cada desayuno, almuerzo y cena con los pies en la arena.

Algún día volveremos a Pamilacan. Hasta entonces, la compartimos con vosotros y esperamos que hagáis lo mismo si algún día la visitáis.

Pamilacan Island

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *